Crítica aparecida en el día . Autor:

Dolores Pincheira

Dolores Pincheira es una maestra asociada a los mejores recuerdos de muchas mujeres que alguna vez fueron sus alumnas y que hicieron sus humanidades en el Liceo de Niñas de Puerto Montt o el de Temuco o el de San Fernando de los que fue directora ejemplar.

Con una vocación a prueba de todos los sacrificios, profundamente dedicada a la formación de sus alumnas, con una mentalidad moderna y democrática, se había olvidado un poco de sí misma. Siempre la atrajo la poesía. Escribía por una necesidad imperiosa de expresar sus emociones, sus deslumbramientos, su amor a la vida y al ser humano. Guardaba con rubor sus versos y solo la insistencia de sus parientes o de sus amigos hacía que estos aparecieran de vez en cuando en algún diario o revista provincianos. Ahora acogida a un retiro que merecía después de toda una vida de duros afanes, acaba de publicar su primer libro, “Apología de la tierra”, con un prólogo de Raúl Silva Castro que valoriza en todo lo que significa su poesía simple y resonante. Dice Silva Castro que la poesía de Dolores Pincheira no emana “de la tierra de nadie donde la fantasía se dilata, sino de una tierra concreta: Chile”.

Y si hubiera que ubicar un protagonista de esta “Apología de la tierra”, no sería otro que nuestro país, que Dolores Pincheira ha sembrado de sabiduría y dignidad. Su poesía no busca efectismos enceguecedores; no practica ninguna de las formas vanguardistas que a veces solo sirven para disfrazar el vacío y el nada que decir. De repente nos encontramos en su libro con el verano y su definición es exacta:

“El sol cayó de bruces

en la tierra el agua ha recogido

el canto de las aves y del viento.

Sangran las ubres savias olorosas

y en el río titilan

los signos del instante”.

Esta maestra que ama a Chile y a la juventud, demuestra que la poesía le brota con la naturalidad y la gracia de un manantial.

 

Firmado como: Simón Blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *