Crítica aparecida en el día . Autor:

Lira Popular

Este hermoso álbum constituye un verdadero alarde gráfico. Se trata de la reproducción facsimilar de textos debidos a un conjunto de poetas populares chilenos que cuenta con un prólogo de Pablo Neruda, quien afirma: “Son ellos, los oscuros poetas, los que me enseñan la luz”.

Durante el siglo pasado y a comienzos del presente fue frecuente la aparición de hojas sueltas ilustradas con ingenuos dibujos que contuvieran versos alusivos a acontecimientos de actualidad o de carácter religioso. El folklore a “lo divino” y a “lo humano” se enriqueció con el aporte de numerosos cantores populares que con ingenio y soltura abordaban temas variados.

La condenación de conductas delictuosas, contrariedades sentimentales, exaltaciones patrióticas, elogios a candidatos, galanterías a damas agraciadas, narración de calamidades, polémicas entre payadores, consejos sentenciosos, nutren esta expresión espiritual criolla, a veces no exenta de picardía.

Léase el “Consejo a los hombres que quieren tomar estado”, original de Diego Meneses:

“Castíguese con un palo

a la mujer que es celosa

golpéese entre la gente

por coqueta y por mañosa”.

La inquietud ciudadana también se pone en evidencia en las siguientes estrofas:

“En nuestro puerto vecino

ha aparecido una plaga,

y es de aquella gente vaga

que saltea con gran tino.

Mucho abunda el asesino

en la época presente,

y yo que estoy al corriente

de todo, digo a destajo:

¿Por qué no pone trabajo

nuestro nuevo Presidente?”

Son numerosas las muestras de pintoresquismo popular que incluye este volumen organizado por Diego Muñoz y ricamente impreso en Alemania. Al disponer su publicación Storandt y Silva han facilitado el acceso a una veta que hoy depara sorpresas por su vitalidad.

“Esta poesía –dice Pablo Neruda- tiene ese sortilegio de lo que ha sido creado entre las cosas naturales. Esta poesía del pueblo tiene ese sello de lo que debe vivir a la intemperie, soportando la lluvia, el sol, la nieve, el viento. Es poesía que debe pasar de mano en mano. Es poesía que debe moverse en el aire como una bandera. Poesía que ha sido golpeada, que no tiene la simetría griega de los rostros perfectos. Tiene cicatrices en su rostro alegre y amargo”.

La traducción al inglés y al francés del ensayo preliminar y de algunas notas explicativas facilitarán en el extranjero la comprensión de los textos antologazos, en los que se encuentran elementos para calibrar la idiosincrasia chilena.

 

Firmado como: T.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *